Terapias de ReikiLos tratamientos de Reiki son dados a la persona totalmente vestida y generalmente en una camilla.

El Reikista coloca suavemente sus manos sobre la cabeza, y luego pasa por el cuerpo  dejando fluir la Energía Universal sin intervenir con sus propios pensamientos, siempre pide que la Energía vaya donde la persona más lo necesite.

El tratamiento puede ser de contacto o a distancia, en este último caso siempre debemos tener autorización de la persona o enviarlo a su Ser Superior.

La sesión en camilla varía según las necesidades del paciente dura aproximadamente una hora y se recomienda recibir 4 sesiones, como máximo distanciadas entre cada una de ellas siete días, ya que suele actuar de forma progresiva.

  • La primera sesión trabaja el Campo Mental, desbloqueando antiguos pensamientos negativos y comienza a mover el emocional y el físico.
  • La segunda sesión trabaja el Campo Emocional, desbloqueando en el subconsciente emociones antiguas.  Es frecuente que según la persona pueden salir a la luz sentimientos reprimidos en forma de risa, llanto, sed, rabia, dolor,  angustia, que servirán de guía al Reikista para saber donde comenzar a trabajar.
  • La tercera sesión trabaja el Cuerpo Etérico para ir eliminando lo que se ha movido en la sesión anterior.
  • La cuarta sesión armoniza los tres cuerpos tratados con el cuerpo físico y la Energía Universal puede fluir más sutilmente.

Según la dolencia y evolución de la persona tratada, se continuará con sesiones adicionales, pudiendo intensificarse el tratamiento con Reiki Karuna o  Energía Crística.